Sin categoría

¿Cambiarán tu forma de pensar?

Ayer, no se por qué pero mientras cenaba no encontraba nada interesante en la televisión y el azar me llevo a un canal de dibujos animados. Partiendo de esta base, creo que los dibujos animados son la principal fuente de conocimiento del niño español medio, me explico: los niños imitan lo que ven y, desgraciadamente, muchos ven en cantidades industriales estos canales de dibujos animados donde la locura argumental prima junto con la logística incoherente. Por muchos factores creo que cada generación piensa que los dibujos que han marcado su infancia son los mejores que hayan existido y seguramente existan jamás pero, pensándolo fríamente los dibujos animados son una gran pantomima que bajo mi punto de vista “idiotizan” mentes potencialmente brutales pero, ayer, curiosamente, me dí cuenta de que algunos dibujos están modernizándose y enseñando cosas que hubieran cambiado mi forma de pensar.

list_640px

Como ya dije, ayer mientras cenaba acabé por casualidad viendo una serie de dibujos animados llamada “Hora de Aventuras” donde, como ya he citado anteriormente, la locura prima, con una trama incomprensible para un servidor y de una complejidad aterradora de trasfondo para un niño. Quiero decir que actualmente se hacen series de dibujos donde la simplicidad se pierde haciendo ver que en primer plano es una sucesión de imágenes y diálogos preparados para entretener a un niño pero gozan un trasfondo tan sutil que se queda grabado en la inconsciencia. 

En este caso concreto, uno de los “malos” de la serie llamado Rey Hielo es capaz de amar con todo su corazón a una princesa “Frankenstein” e intenta hacer que esta se sienta como una princesa convencional, que esta se sienta bien y a gusto con ella misma. Mientras el “héroe” se rige por las normas convencionales tachando a dicha princesa de monstruo, haciendo asi que esta se sienta mal, se entristezca. Todo esto tiene un mensaje simple, o esa conclusión saca mi mente fantasiosa y divagadora, Los buenos no son tan buenos, y los malos no son tan malos. 

En conclusión, en mi experiencia personal, habiendo tachado a los dibujos de infantiles, insulsos e “idiotizantes” no es la primera vez que me dan una lección, me enseñan o incluso me inspiran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s