Opinión·Reflexión

Morir lentamente

Morir lentamente. Tan poético y doloroso como la figura de la parca, Caronte sobre su barca o Anubis. Y esta muerte lenta y dolorosa es el sentimiento que prima en mi persona esta semana. La parca, el dolor que siento en mis hombros y mi cuello; Caronte, las anginas que acechan en mi garganta; Anubis, el cansancio generalizado que se extiende por mi cuerpo como le humo. Y como todos estos personajes mitológicos son lo mismo, todos estos malestares son una mezcla de sensaciones desastrosas para mi.

Morir lentamente. Tan poético y doloroso. Tan irreal. Irreal porque no es morir literalmente, no, M O R I R, con todas sus letras no. Tal ves por separado.. ‘Mo’ de No Moverme, ‘R’ de lo que me cuesta Respirar, ‘IR’ de las pocas ganas que tengo de Ir a ningún lado.

Morir lentamente. Tan poético y doloroso. Tan irreal. Tan genuino. Genuino porque siento que soportar tales dolores es una tortura. Que desfigurada esta la palabra tortura, un dolor corporal tan ínfimo frente a acabar cocinado dentro de un toro de hierro, también conocido como el Toro de Falaris. Tortura.

En definitiva me voy…

A morir lentamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s