Reflexión

Te concibo

La, el. Hombre o mujer. Rey o diosa. No  sé su género, mucho menos su número, pero esto no tiene gran importancia. Aún desconociendo su verdadera identidad me gusta concebirla como una mujer, como una princesa y azul, claro está. Azul, a veces turquesa y otras simplemente cielo, pero azul. La concibo como una mujer, porque es la mejor forma de quererla, porque tiene carácter y fortaleza.

sunset-3331503_960_720.jpg

Mujer, la concibo como tal porque la quiero, y si hace cosas perversas y terribles es porque no puede evitarlo. Diosa de hombres que se pierden en ella sin saber como saldrán, sin saber si saldrán. La afecta la luna igual que a ellas, pienso, por eso la concibo como mujer, y por mas cosas que aún desconozco.

Algunos le dicen ‘el mar’ porque no le quieren, lo acusan de lugar, incluso de enemigo porque lo temen. Yo le digo ‘la mar’ porque la quiero, y a veces los que la quieren hablan mal de ella. No la temen la abrazan, la adoran. La, que bonito género. La Mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s