Lírica, Poesía, Reflexión

Tú, eres serendipia

Carta en una botella:

‘ Hola, tú. Presente atemporal.

Me llamo… Bueno, mi nombre no importa, importa mi mensaje.

Vengo de un pasado incierto, de un lugar no muy lejano pero al que resulta imposible retornar. Es un lugar de locos, un todos contra todos excesivo y constante donde todos nos creemos con derecho a todo y al final todos nos ofendemos por todo.

message-in-a-bottle-3437294_960_720.jpg

Viajo por mar, en una botella con sabor oceánico, salitre puro. Maresía. Mi guía es la bitácora ancorada en un abordaje continuo hacía la rompiente de tus manos, únicas, paradisíacas. Una mano que al abordaje el sol nunca se pone, ni sale, ni avanza, donde el tiempo no corre, se estanca, se fragmenta dejando una esquirla de eternidad, dulce, casi física, casi carnal, casi nuestra.

No sé si me leerás algún día, o me leerá otro, o ambos, o ninguno. Estoy bajo la maldición de la carta en la botella, destinada a naufragar en esa eternidad hasta que al fin, se rompa el hechizo, hasta que al fin, vaya a varar en el arrecife que algún día fue tu cordura, tu memoria. Tú. Esa persona que me salvó la vida y que, por casualidad me rescataste por casualidad.

Tú, eres serendipia.

2 comentarios en “Tú, eres serendipia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s