Lírica, Reflexión

Septiembre

Un día escuché un pasodoble que plasmaba mi idea desde hace un par de años sobre Septiembre. El pasodoble en concreto comenzaba ‘Septiembre retira el calor y devuelve, las nubes al mar.’ Simbolizando así el fin y el comienzo, el punto de inflexión de etapas distintas, el vértice de la pirámide.

sunset-2805693_960_720.jpg

Concibo a Septiembre como el punto de inflexión anual, el verdadero comienzo y fin de año. El término del verano, de las tardes de playa y las noches de cerveza. El fin del dormir a las tantas, levantarse para comer. Septiembre es la despedida de un amor de verano. Es el remate magistral del sol dando paso a las hojas marchitas sobre la acera, las nubes sobre el cielo y la lluvia sobre la cara. El nacimiento renovado de la rutina, las mantas gordas para dormir y las películas de domingo, con el repiqueteo del agua en el cristal.

Septiembre es la raíz del árbol, y la copa. Es la ceniza del fénix y su nuevo resurgir. El principio y el fin de la misma rueda de acontecimientos. Septiembre es el nuevo otoño y el viejo verano. Las horas de sol perdidas en un agosto y las de luna por venir. Septiembre es el ‘Erase una vez’ y el ‘Y colorin colorado…’

En lo personal, Septiembre es el inicio de vida. El fin de cada etapa y el comienzo de otra nueva. La mayoría de edad que fue y los felices veintiuno que vendrán, porque en Septiembre nací y, en Septiembre, todo empieza, y todo acaba.

2 comentarios en “Septiembre”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s