Crítica, Experiencias personales, Lírica, Opinión, Poesía, Reflexión

Señor Nadie

Un viejo proverbio me enseñó que el humo sale del cigarro pero nunca vuelve a entrar, que si disuelves azucar en el café, nunca se separarán, que no hay vuelta atrás. Por eso cuesta tanto elegir, la toma de decisiones. Por eso, mientras no elijas, todo es posible.

Un viejo proverbio me enseñó que el material del que se compone una vida es el tiempo. No hay vuelta atrás. Si alguna vez, y te aseguro que no será la primera ni la última, te permites malgastar un solo segundo, no habrás descubierto el verdadero valor de la vida.

photo-1501139083538-0139583c060f

Un viejo proverbio me enseñó que cada mínimo momento que paso sin ti es un trocito de vida perdido, irremplezable pero, desgraciadamente, aún no te conozco, o tal vez si, y no me dí cuenta del verdadero protagonismo que ibas a desempeñar en la obra de mi vida.

Alguien me dijo algún día; pideme lo que quieras, excepto tiempo ¡Qué razón tenía el cabrón!  Porque el humo nunca vuelve, ni soy capaz de descubrir el verdadero valor de la vida, y el azucar sigue perdido en el café, y aún no te conozco o sí. Pero si he aprendido a no pedir tiempo en vano, porque he aprendido a no aceptar que me lo pidan.

Que simple y complejo es el tiempo ¿No? Era reacio a personificarlo, pero al final accedí. Ahora lo llamo Señor Nadie.

Mr. Nobody.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s