Crítica·Lírica·Opinión·Reflexión

Retroalimentándonos

Conocer. Uno de los principales deseos del ser humano contemporáneo, el conocimiento. Aprender, el ‘objetivo principal’ de las escuelas y colegios que, visto en perspectiva, caigo en la cuenta que se enfoca en el aprendizaje de lo exterior, de lo ajeno; ríos, nombres y fechas históricas, divisiones, filosofía creada por otros y enseñada bajo el punto de vista de tantos otros, etc. Observo que, a veces, las emociones nos desbordan, me desbordan. No somos, no soy capaz de gestionarlas y, en ocasiones, comprenderlas. No aprendemos, no nos educan en lo propio, en lo interior, en estas complicadas e incomprensibles emociones.

board-3700116_960_720.jpg

En este vídeo el profesor Kanamori le da un peso fundamental e importante a las emociones. Consigue expresar los sentimientos y enseña a expresarlos de unos forma sencilla, mostrando la verdadera importancia de compartirlos. Esos mismos sentimientos que al guardarlos en el fondo de nuestro ser se estancan, te corroen fomentando el mal humor, te amargan, etc. Además, la técnica que utiliza este profesor fomenta la empatía, creando así vínculos emocionales muy poderosos entre sus alumnos, reforzando de esta manera el bienestar, el apoyo emocional y reduciendo la sensación de soledad.

Por otro lado, creo que en España, además de sus enormes fallos, en la educación se suma la ausencia del manejo emocional. La que debiera ser una de las mas importantes materias (por no decir la mas importante) brilla por su ausencia, pese a la gran cantidad de beneficios que Generaría. No solo beneficios personales, viéndolo desde el punto de vista egoísta de nuestra sociedad, reportaría beneficios sociales. Al aumentar la empatía y ponerte en el lugar del otro ampliaríamos el enfoque mas allá de nuestros propios ombligos, aumentando la calidad de las relaciones sociales.

En definitiva, invertir en educación emocional, formando profesionales que trabajes con niños (y adultos) formando una base en el conocimiento del manejo emocional  no solo enriquecería al individuo, si no a la sociedad en conjunto. Es decir:

Retroalimentándonos.

Anuncios

7 comentarios sobre “Retroalimentándonos

  1. Las emociones se localizan en una parte del cerebro más profunda que las reflexiones, por eso aquellas dominan sobre estas. Creo que es imposible manejar las emociones, sino que ellas nos manejan; lo más que podemos hacer es gestionarlas. Pondría el siguiente símil: si pruebas algo comiéndolo y no te gusta, procura no comerlo porque no podrás evitar su mal gusto (este mecanismo de gustar y no gustar nos lo ha dado la naturaleza para evitar muchos venenos que son amargos); con las emociones pasa algo parecido y creo que la solución mejor en muchos casos es tratar de no exponerse a aquellas que no deseamos, y, al contrario, buscar aquellas que nos satisfacen.

    Le gusta a 1 persona

    1. No estoy de acuerdo. Creo que las emociones tanto buenas como malas son importantes y deberiamos compartirlas y aprender a gestionarlas de manera eficiente. Son estas emociones amargas las que crean vínculos y generan la empatía solo que en nuestra sociedad las vejamos, en lugar de de utilizarlas para empatizar y tender puentes sociales.

      Entiendo tu punto de vista, espero haberte hecho reflexionar sobre el tema y llegar a una conclusión, aunque no compartamos las mismas ideas ¡Gracias por exponer tu punto de vista!

      Me gusta

  2. Creo que es infinitamente mejor que la empatía y el vínculo social se base en la satisfacción que en la amargura e insatisfacción; para mí, lo primero trae bienestar y lo segundo resentimiento y en última instancia odio. No obstante, cada ser es un mundo, y para gustos están los colores (y los sabores).

    Le gusta a 1 persona

  3. Coincido contigo, las emociones buenas o malas es necesario identificarlas, todas y manejar aquellas que nos causan dolor. La educación que no solo del ámbito escolar, sino principalmente del ámbito familiar será esa, la que dejará ese gran poso, esa inscripción que como sujetos nos sostiene. Los padres tenemos el papel principal en esta representación, que es la vida. Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Coincido contigo, pero expongo el caso de la educación por el hecho de que ni los padres tienen ese control de las emociones. Por eso creo que es primordial empezar a educarnos desde niños (Además de fomertar este tipo de ducación entre adultos, por supuesto).

      ¡Un saludo, y gracias por tu comentario!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s